xabet 2018: year in review

Fin de año y hora de hacer balance de todo lo que ha nos ha pasado durante este 2018.

2018 nos ha visto nacer y dar nuestros primeros pasos, incluso nos ha visto correr y dar alguna pedalada en bicicleta. A veces hemos acelerado el paso y nos hemos tropezado, otras hemos bajado el ritmo para coger carrerilla. Incluso hemos parado en seco para saber si estábamos tomando la dirección deseada. Y sí, hemos llegado a nuestras metas, las hemos superado, y ya hemos establecido nuevos retos que nos guiarán durante el próximo año. De eso trata xabet, de sentirse incómodo y de progresar hacia lo desconocido. De transformarnos, y no sólo digitalmente. Necesitamos vivir en evolución constante para poder ayudar a los demás en su camino, y conocer de primera mano lo que supone adaptarse al cambio dentro de una organización.

Ha sido un año intenso, es sorprendente pensar que hayan ocurrido tantas cosas en tan solo 12 meses. Por eso queremos daros las gracias a todos aquellos que habéis confiado en nosotros y os habéis identificado con nuestra propuesta, no nos habéis dejado tiempo para el aburrimiento. Gracias a nuestros clientes, por hacernos partícipes de vuestros proyectos, a la prensa por darnos voz, a los organizadores de los diferentes eventos por contar con nosotros, y a todas esas personas que han querido formar parte de nuestras iniciativas “xabet University” y “Observatorio xabet”. También a los integrantes de nuestra “Partner Community”, con los que esperamos reflexionar cada vez de forma más profunda sobre el futuro.

Y sobre todo gracias al equipo por el compromiso y las ganas de hacer las cosas bien. Entre todos habéis dado sentido un proyecto en el que estaba todo por hacer. Empezamos en un “txoko”, pasamos por el “coworking” y hemos llegado a nuestra oficina después de montar los muebles y decorarla a nuestro gusto, manteniendo la esencia del primer día. Hemos superado etapas y hemos disfrutado cada una de ellas. Y por si fuera poco, nuestro equipo ha contado con la comprensión y apoyo de nuestras familias, que se han sumado al proyecto echando una mano cuando ha hecho falta. Arrancar no es fácil, coger velocidad requiere de potencia y esfuerzo, y vosotros nos habéis empujado sin mesura. No podemos pedir más. Gracias.

El 2019 estará lleno de curvas, y en el fondo nos alegramos. Pisaremos el acelerador, frenaremos, daremos marcha atrás cuando haga falta, porque no lo haremos todo bien, y si en alguna de esas ocasiones afectamos a vuestro trabajo, nos tocará pedir perdón, lo cual haremos de frente. Eso sí, os aseguramos que tenemos energía para muchos más kilómetros y que nuestras baterías despiden 2018 sobrecargadas y preparadas para un largo recorrido que esperamos poder hacer junto a todos vosotros.

Gracias por este 2018 que nunca olvidaremos, ¡allá vamos 2019!

Leave a Reply